Recuerdos madrización.

Hace unos años creo recordar que fue durante el WOMAD de Cáceres de 2003, un lugareño que vestia un mono obreo, se introdujo en nuestro etílico coloquio y nos dijo.

NO PAREIS EN CIUDADES CON MONUMENTOS (refiriendose a Cáceres), IROS A CIUDADES CON CHIMENEAS QUE ES DONDE HAY TRABAJO.

Supongo que le pareceríamos un grupo sin rumbo, sin oficio ni beneficio, cómo se decía en la era postindustrial.

Hoy quiero encontrar a ese hombre, disfrazado de pieza de un sistema industrial aún con fuerza en aquellos años, pero con cierto interés por otras formas y sistemas de funcionamiento, para preguntarle.

¿Cómo continuar el viaje cuando las chimeneas se convierten en monumentos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s